miércoles, 19 de noviembre de 2014

HOY COMEMOS EN...

RESTAURANTE LA PITANZA, PEDRALBA


No hay nada como poder aprovechar bien el fin de semana. Y eso empieza -para los afortunados- el sábado.
Pues bien, el sábado pasado tuvimos a bien coincidir varios amigos y decidimos el acercarnos a Pedralba a comer en La Pitanza, pues teníamos referencias aunque nunca habíamos ido. Tuvimos dos bajas de última hora por problemas estomacales y al final fuimos siete los asistentes.

Llegamos un rato antes de la hora prevista, y casualidades, enfrente de La Pitanza hay una tienda de Coarval, por lo que aprovechamos el rato viendola y comparándola con la de Alcublas.
Una vez saciada nuestra curiosidad, cruzamos la calle y ya pasamos a La Pitanza a la mesa que teníamos reservada. Mientras nos traían unas cervezas a modo de aperitivo, uno de los presentes nos leyó un comentario de las redes sociales sobre el restaurante:

"Restaurante de cocina tradicional mediterránea de mercado. Recomendables sus arroces, así como sus carnes y pescados, todo de elaboración casera. También disponen de carta gastro-bar con más de 30 tapas para las noches. Mención especial a celiacos. Excelente relación calidad- precio. A la carta 25-30€. A las tapas 15-20€."

Pues bien, al grano. Nos ofertaron un menú degustación ya conformado con unos entrantes, plato central a elegir y postre a elegir.


Mientras decidíamos que arroz elegir, nos obsequiaron con un aperitivo de tosta de Sardina, pimientos y berenjena. Muy buena combinación que desapareció en un visto y no visto. A continuación comenzaron a servirnos los entrantes al centro de mesa:


La ensalada de hortalizas crudas y hueva de atún fue el primero de ellos. Bien aderezada y con el gusto de la hueva, fue toda una delicia para todos menos para una de las presentes, alérgica al champiñón. Enseguida le prepararon otra ensalada sin el componente alérgico.


Enlazamos sin demora con la menestra de verduras con crema de boniato y cecina de León. Combinación armónica de sabores entre los que destacaría el de la cecina. Plato al gusto de todos los comensales.
Pero hablando hablando nos hemos olvidado del vino. Elegimos Álvarez Nölting Syrah 2012, de Utiel Requena.

Como dijo un amigo:

Color rojo picota, con ribete granatoso de intensidad alta, limpio y brillante. Muy glicérico, forma una buena lágrima que tinta sin estridencias la copa.
En nariz, se muestran las frutas rojas y ciertas notas florales, así como toques lácteos entremezclados con aromas a especias, tostados y algo de café. Todos ello en perfecto equilibrio.
En boca, tiene una entrada cálida, muy frutal, lo que hace que resulte sumamente sabroso. Buena acidez, con unos taninos golosos y algo marcados, pero sin llegar a molestar, que le aportan robustez.
La madera está muy bien integrada. Postgusto largo, dejando un sabor en la boca muy agradable. Vendimia manual y maceración en frío.

¡Cómo entiende nuestro amigo!
Bueno... deciros que la carta de vinos contenía una sorpresa que luego desvelaremos...

Sigamos con los entrantes centrales. Llegó la hora del ansiado rebollón. Prepararon un salteado de mollejas, rebollones y huevo a baja temperatura, que ni la fotografía hace honor a su sabor.


Con este maravilloso entrante terminamos con el pan... y casi con el vino. Fue el último entrante. Como plato principal nos ofrecieron lo siguiente:

- Arroz de costillas, pollo, rebollones y boletus edulis;
- Arroz de marisco;
- Secreto con aromáticas y sus patatas;
- Guiso de callos de bacalao, boletus edulis y garbanzos pedrosilleros.

Consensuamos enseguida: arroz de costillas, pollo y setas para los chicos y arroz melosos de marisco para ellas.
Y nos quedamos sin vino. Hubo que elegir y de paso cambiar para el arroz. El elegido para ello fue Angosto (tinto), denominación de Origen Valencia.

De nuevo nuestro amigo enólogo se explayó:

Este Angosto viene con una fruta roja mas fresca que nunca, dejando una nariz agradable y jovial.
Con unas pequeñas notas minerales y un fondo ligeramente balsamico.
En boca igualmente el trago es con claro protagonismo de esa fruta fresca y roja, posee una acidez bastante viva, algo que ayuda a darle mayor frescura al trago, aqui he apreciado algo mas su paso por barrica, aunque muy ligeramente.

¡Qué atentos estábamos a las explicaciones!

Y ahora la sorpresa. Entre todas las referencias en la carta de vinos hubo una que nos llamó la atención, la de un vino muy conocido por nosotros. Nada menos que Palacia tinto de Alcublas, que cerraba la carta en su apartado de Vinos D.O. Valencia.


Si entre nosotros no nos apoyamos... Un diez a La Pitanza y otro a la Cooperativa de Alcublas por saber difundir adecuadamente el vino propio.

Con los arroces tuvimos un percance. Tan ensimismados estábamos viendo y oliendo el arroz de costillas y boletus que no pudimos fotografiar el meloso de marisco. En otra ocasión será.


Arroz en su punto de cocción y de un sabor... Para poder con las cuatro raciones tuvimos que repetir varias veces el llenado de platos. Impresionante. Creo que acertamos con la elección.
Y así dejamos el caldero.



Y ya de cabeza a los postres. Fueron varias las propuestas:

- Flan de naranja y helado de mandarina;
- Bombón de chocolate relleno de toffee (algo picante);
- Flan de yema tostada y helado de turrón.

Los probamos todos.


Las imágenes hablan por sí mismas. Pasamos en seguida a tomar café con una animada conversación, y terminamos la comida con unos ligeros gin-tonic para poder terminar también la conversación.

Nos despedimos de La Pitanza y tras un breve paseo por el pueblo, caminito de Alcublas.

En fín, La Pitanza es un restaurante serrano totalmente recomendable con ese unto de creatividad pero sin olvidar donde estamos.
Volveremos...

22 comentarios:

comendador dijo...

Menudo homenaje. Llevadme cuando salgais, cualquiera se pierde esas cosas.

Los buenos amigos dijo...

Ese tinto Les Alcusses, con dos eses, lo caté cierta vez por la curiosidad del nombre, creo que es valenciano de la zona de Moixent. Buen paladar tiene para acompañar unas carnes con rebollones.
Lo del tinto de La Palacia me llamó la atención verlo en un restaurante de Villamarxant y aconsejé pedirlo cuando cenábamos unos amigos para acompañar un buen entrecot.
Menos mal que son de confianza y a estas alturas nos tomamos los errores por simples bromas.

hostelero de la serrania dijo...

Hay que saber no cruzar las lineas rojas de un hostelero que se precié,como vino calidad precio servido en mesa,esta muy bien.
Ahora seguro que no es el vino recomendado por la casa eso estoy segura.
Por los platos,muy bien en presentación y buena combinación de sabores.Con una materia prima economica.
No estado nunca,pero gracias a este articulo lo visitare cuando acabe la oliva.

PODREMOS dijo...

Yo lo visitaré algún día si salgo del paro, pago mis deudas y pongo una hucha para ahorrar.
Asi es fácil decir que PODEMOS "vende humo".
A mis hijos les gusta mucho los macarrones con tomate que es lo que mas comen.

con el carrito del helao dijo...

Ese arroz se puede acompañar hasta con agua de aljibe, mamma mia que pinta tiene, sí mi desaparecido amigo Mingote lo pillase por banda seguro que no dejaba ni el cociol y si son macarrones con tomatico, tampoco les hacía ascos.

Cucalon dijo...

Señores Hosteleros alcublanos

Un modesto restaurante Pedralbino, con trabajo, ilusión han conseguido esos manjares en un pueblo de la Serranía, ya sabéis el camino, clientes vendrán y trabajo tendremos
Hay algún lugar en Alcublas que se pueda comer por ese precio, calidad, variedad y presentación,
Vamos a dejar de vender el aeropuerto. la olla, y el embutido , manos a la obra con una nueva cocina, para ello habrá de formarse como hizo la dueña de la Pitanza

aspirante a gourmet dijo...

El leer estas cosas me da envidia SANA, pues me hubiera gustado acompañaros aunque no os conozco. Lo hubiera pasado muy bien, estoy seguro.
Siguiendo con el tema del vino que ya alguien ha tocado, tengo la impresión que los vinos valencianos tienen una sobrevaloración en precio, pues tenemos riberas a mejor precio y con una clidad igual o superior. En esta pugna no entra Palacia, pues por el precio que tiene podría estar como vino de la casa de muchos restaurantes, no desmerece en absoluto.

Nos falta aprender dijo...

Lo importante es hacer una buena cocina con materia prima a buen precio.
Unas buenas patatas bravas bien hechas, o una sardinas con pimientos y berenjena pueden ser tan sabrosas como unas cigalas a la plancha, todo depende de el arte de quien las cocina.
Aparte de que la simpatía y el don de gentes de quien las sirve son parte de la receta para que el cliente salga contento, que en Alcublas pegues donde pegues eso brilla por su ausencia.

Anónimo dijo...

Mi mayor respeto a los compañeros hosteleros de pedralba sobre todo al restaurante La Pitanza(por cierto en Madrid tambien hay un restaurante con el mismo nombre).Espero que les vaya bien y aguanten ese buen hacer las cosas.Les felicito.
Me da la sensación al leer algun comentario que él que lo escribe,vé los toros desde la barrera,vamos que no se entera.
En cada local de la serrania tanto Bar,cafeteria o restaurante ,se tiene que amoldar a lo que sus clientes mayoritariamente le demandan,lo que a unos hablan con desprecio de una olla o el embutido del pueblo como si fuera una bajeza,a otros les atraé y conducen mas de 50km para probarlo.(y algunos no van descalzos por los coches que llevan).
Sobre el comentario del que menciona la simpatia y el don de gentes ,pues mira eso esta muy bien y no deja de ser un suplemento más,pero si comes mal y ademas caro,de nada sirve que te cuenten chistes.
Si te caén mal los hosteleros de tu pueblo ,pues te los gastas en el de al lado.Pero no menosprecies a la gente.
En Alcublas hay dos restaurantes muy competentes y unos bares y cafeteria que dan un servicio que relacion a los habitantes que hay estan más que aprobados,por decir más ¿haber en que pueblo del entorno, un hogar del jubilado sirve autobuses comidas por 10euros comensal?pues eso no es una bajeza eso es un SERVICIO porque la demanda lo exige asi.
Ademas si tan facil lo ves ¿porque no te montas un establecimiento y nos barres a toda la competencia?

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con algunos comentarios, nos hace falta otro buen restaurante de cierto nivel , estoy de acuerdo que en la Seca se come bien…. Pero crees que alguien puede subsistir con menús de 10 €. Deduzco visto lo visto en el reportaje, los de la pitanza, dedicaran muchas horas ha preparar esos sabrosos platos , si piensas que se puede dar bien de comer por 10 € estas equivocado.
He visitado y degustado platos de bastantes restaurantes de la Serrania informado por el Blog de peña y del pueblo en todos de he comido y , almorzado y claro si nuestro resurgir es seguir con la línea local, tenemos claro los visitantes que vamos a recibir
Solo resiste aquellos recomendados cuyo objetivo es dar un menú a precios populares y tal vez lo pueden hacer porque deben haber invertido poco en construcción y en impuestos Seguridad social etc. Asi se puede cobrar 10 €. Pero amigo cambia las pilas si queremos que venga gente con poder adquisitivo y se dejen lo euros habrá de cambiar el rollo, deja ya de nacionalismo pueblerinos,

Anónimo dijo...

El anónimo de las 1´30 no se entera ni “Nos falta aprender “ “ni Cucalon” critican que se coma mal en los bares de Alcublas, se almuerza de PM, PERO CUANDO TENGO INVITADOS y quiero quedar bien los llevo al Villar .

con el carrito del helao dijo...

Para entender del buen yantar no se puede tener una Express como tiene el menda lerenda. De hecho hay que calzar buen carro como los que aparcan en el Jubilado, por no decir de los autobuses que paran a yantar por el módico precio de 10 euros.
Santo Varón don Manuel que ha sacado una mano para la cocina digna de Arguillano, por todo eso no es de extrañar que mientras su negocio ande viento en popa, el Manco, el Porche y el Avenida se traspasen sin posible inquilino a la vista.
A eso sí que le llamo barrer de un plumazo a la competencia.

Anónimo dijo...

Tenemos casi una docena de bares y me costa que a la hora de comer de Valencia y alrededores no veo la cola de visitantes, hay que mirar al futuro cambiar las pilas y hacer una nueve cocina con eficacia ,simpatía y calidad naturalmente con un precio que ellos ganen y los clientes se vayan contentos y de eso en Alcublas no tenemos y tal vez pudiese crear puestos de trabajo.
Algunas observaciones, son buenas y los hosteleros excepto la Seca, deberían EVOLUCIONAR hacia unos menú pensando en el turisco de calidads y establecimientos como los que aparece en este blog.
Y de paso denunciar la competencia desleal que se hace en algunos locales que están libres de impuestos, recordar que la unión hace la fuerza , ir pensando en comidas para gente forastera que esos quiere otra cosa en los restaurante y lógicamente por 10 euros no se puede dar un servicio que se da en otros restaurantes como hemos visto en los artículos presentados en este blog

otro carrito. dijo...

A pesar del sentido del humor eres un cabronazo Carrito.Con qué una Espres?, seguro que tú eres de los que calzan alpargaras de 30000 euros y andas dando leña al santo varón por dar de comer al hambriento. Caradura!!.

pichirroyo del navajo royo dijo...

Todos estos comentarios son interesantes,tienen critica constructiva algunos,otros algo de política local y todos dicen lo que les gustaria ver en Alcublas.
De Alculas han salido muchos trabajadores de la hosteleria que estan por todo el mundo incluso en grandes e importantes establecimientos hosteleros y creo que ninguno de ellos ha montado su establecimiento en Alcublas.
Creo que cada sitio se adapta a su demanda, en Valencia tampoco hay el tipo de restaurantes que en Madrid, Barcelona,Bilbao,etc.
Es facil triunfar con caviar, langosta,foie si tienes quien lo pague claro

Anónimo dijo...

Bien dicho. Y el Cucalon que se quede en su término.

excursión gastronomica cultural por el pueblo de ALCUBLAS dijo...

Subimos por la calle mayor,paramos en un café-bar-estanco,el local lo gestiona Loli y Luis el sitio lo conocen los lugareños por el bar “la capa”el café estaba de muerte de bueno,depaso echamos la primitiva y los viciosos cargaron provisiones para hacer humo.

Pasamos a la carnicería Garcia,gestionada por la tercera generación y va para la cuarta de Manolo y Inma compramos embutido fresco, y de jarra, longaniza de pascua y algún que otro producto hecho con trufa.que bueno estaba todo.y el pernil anda que donde se ponga un buen jamón serrano
que se quite lo demás

Habíamos quedado con Ampa.la chica que tiene unos segway nos enseño su manejo y por turnos nos enseño la zona,que pasada y gozada de aparatos.una esperencia inolvidable.

Nos hicimos unos aperitivos en el restaurante El Molino,Rafa y Lali nos atendieron muy bien .
la sepia estaba cojonuda y los caracoles,las huevas,las patatas bravas especiales con esa cervecita de barril.jo...para volver.

Nos enseñaron la bodega cooperativa,todos los procesos que se hacen para los productos agrícolas ,depaso pasamos a su tienda y compramos ,aceite ,vino y una mistela que da mucha “alegría”(aproveche y me compre unas botas muy chulas y bien de precio).


Teníamos reserva para comer en La Seca,esta más o menos a 2km del pueblo dirección Valencia..que vistas tiene el comedor se vé todo el golfo de valencia asta el mongó de Denia una postal visual (si no fuera por los arboles quemados que no los han retirado aún).
Pasamos a lo serio a “yantar”madre miá que bueno estaba todo,los entrantes variados,la olla de San Anton,las carnes a la brasa y los asados al horno moruno,la carrillada ,(en la mesa de al lado habían encargado un lechazo al horno que daba ganas de quitárselo ,pero es que en la terracita de madera había una celebración de una familia que comieron arroz meloso de bogavante)un oasis de gastronomía en pleno monte.que ambiente más bueno,Á y los postres caseros,para quitarse el sombrero ,que mano tiene Fina la cocinera y Salva consejándote en los vinos.muy bien pero que muy bien todo.

Nos decidimos volver al pueblo andando para rebajar la comida por un camino que se llama la “Ombria”unos 35' de distancia,(al gordo lo mandamos con el coche al pueblo y que si hiciera su siesta)pasamos por una plantación de carrascas truferas,que curioso lo de las trufas,llegamos a la cafetería “sefos”nos hicieron unos cafés irlandés,capuchinos y chocolate con unas pastitas llego un momento que me pensaba que estaba en pleno centro de Valencia de lo profesionales que eran los dueños,JoseMª y Trini.

Nos dimos una vuelta por el pueblo por la plaza san agustín y por la callecita conocida por “el barrio”salimos a un acueducto que le llaman la “mena”de allí nos fuimos a un pub que le llaman “la cambra”menudos GIN TONIC nos hizo el dueño Migué,jugamos unas partiditas y ya para bajo.
Que día más completo en un pueblo de la serranía de Valencia …..ALCUBLAS volveré.

Anónimo dijo...

OLÉ QUE BIEN TA QUEDAO!!!

Anónimo dijo...

Que buen guía deberías llevar que marco un itinerario de categoría, gracias por la promoción y lo que necesitamos es primero que se transforme en un pueblo turístico Alcublas que de vida,aunque sea de fin de semana, nos conozcan, no hay que picarse defensores de la hostelería y de los menús de 10 euros .
Hay muchas innovaciones que hacer en algunos industriales locales, bromas aparte del carrito de los helados ,para colocarse entre los líderes del de buen comer de la Serranía , como indican algunas de las entradas de este magnífico articulo que presenta Peña.

Anónimo dijo...

A ver si se entera Cucalón.

Anónimo dijo...

Un 10 al comentario de "podremos"

Anónimo dijo...

Demagogía pura, hay que pensar en abrir muchos restaurantes para que se anime el consumo los días de ocio salgan al sol los billetes de 500 quien los tenga y se cree trabajo.

Caso contrario cada día mas gente comedera macarrones com tomates con el subsidio de parado y las chapuzas en negro. menos llorar