lunes, 24 de noviembre de 2014

REVISTA SICÀNIA (1958-1959)

                                        2ª PARTE y última

                          LA SERRANIA y ALCUBLAS

Como lo prometido es deuda, en esta nueva colaboración para PEÑA RAMIRO voy a
comentar con amplitud la presencia de La Serranía, y por supuesto también de Alcublas, en la
revista SICÀNIA. A pesar de su corta vida, no llegó a dos años, fue una interesante iniciativa
cultural que ayudó a mantener vivas nuestras señas de identidad en plena dictadura franquista.
Como pequeño homenaje a continuación reproduciré algunas de las noticias y artículos aparecidos
en la revista Sicània en esos difíciles años de 1958 y 1959 en los que se menciona a La Serranía y a
Alcublas.


En la anterior colaboración señalé que los promotores de la revista Sicània mensual
(Nicolau Primitiu Gómez Serrano y Vicente Badía Marín) lograron sacar a la calle un total de 18
números, que abarcaban desde julio de 1958 hasta diciembre de 1959. Su primer número apareció
en la ciudad de Valencia en julio de 1958 con el subtítulo de “Revista mensual, local, regional,
nacional, sumario y guía de cultura valenciana”, a un precio de 5 pesetas el ejemplar. Estuvo
profusamente ilustrada, en blanco y negro, y su presentación tipográfica mejoró con el tiempo,
pasando de una tinta en negro en su página inicial en los primeros números a presentar una portada
a dos tintas con un grabado a hoja completa a partir del nuevo año 1959 (número 7, de enero), y
donde el subtitulo se redujo a “Mensual - Sumario y guía de cultura valenciana”.


Entre las secciones habituales de la revista Sicània, además de las informativas sobre
acontecimientos locales y culturales, destacaba la Sección “COMARCAS VALENCIANAS”,
dedicada a divulgar aspectos de las mismas. En esta Sección aparecieron dos extensos artículos
referidos a poblaciones de La Serranía. Uno sobre Chera y las localidades que habían pertenecido a
la antigua baronía de Chulilla. Se publicó en su Nº8 de febrero de 1959, página 13, con el título
“Chera y Chulilla”, y un mapa de ambas zonas, y su texto fue el siguiente:


"Entre las sierras de Alcublas y Calderona, los llanos de Liria, la divisoria con Aragón y
el cauce del Turia, se forma una extensa comarca que tradicionalmente es conocida en Valencia
con el nombre de “els serrans” y en la que se integran Chera y la Baronía de Chulilla".
"Chera es una población de 1.163 habitantes y un termino municipal de 58,90 km2. Su
orografía es de Sierra de Aledua; sus picos más altos son el Pico Roque y el de Chera (569 m.) [es
un error, se denomina Pico Ropé o Pico Chera y tiene 1.140 m. de altura]; el término es muy
quebrado y lo cruza el río Sot, en cuyo cauce se encuentra el pantano de Buseo. Su agricultura es
de secano, cereales especialmente; produce también azafrán.
"Sot cuenta con 761 habitantes y un término de 33,46 km2, cruzado por el río Sot. La
población se halla emplazada en la falda de un monte; el territorio es muy quebrado y sus montes
son de Sierra Aledua, que en estos parajes se denomina Sierra de Utiel. La agricultura es de
secano, vinos especialmente, si bien tiene algunas pequeñas huertas y riqueza forestal".


"La Baronía de Chulilla, jurisdicción de la Mitra de Valencia, estuvo formada por
Chulilla, Losa del Obispo y Villar del Arzobispo.
"La villa de Chulilla tiene una población de 1.475 habitantes y su término 62,81 km2.
Lo cruza el río Turia, que se denomina Blanco. Este tiene su curso en terreno montañoso y entre
angosturas profundísimas que dan al paraje un aspecto imponente. Tiene cuevas maravillosas y
de difícil acceso, plagadas de leyendas y tradiciones. En el denominado salto de Chulilla, el río se
precipita en su cauce de 10 metros a una profundidad de 160 metros. Sus cuevas más celebradas
son las del Tesoro y la del Gollizno. Sus montes son Muela de Chulilla, la Punta, la Pedriza y la
Carrasquilla, de la sierra de Andilla todos. Tiene numerosas fuentes, entre ellas la medicinal de
Fuente Caliente. Su agricultura es de secano con pequeñas huertas. Está situada la población en
la falda del monte del Castillo y sus calles son violentas cuestas".
"Losa del Obispo cuenta con 785 habitantes y una extensión superficial de 12,10 km2.
Sus montes son Corona y Asola, de sierra de Andilla. La ganadería es importante. Su agricultura,
de secano. Las aguas, excelentes. La población está situada en terreno llano. Es municipio
adoptado por la Diputación de Valencia.
"Villar del Arzobispo, se denominó también de Benaduf porque en sus inmediaciones
hubo una población de este nombre. El palacio residencia del Arzobispo se conserva todavía
convertido en Casa Municipal. Cuenta el Villar con 4.446 habitantes y, su término, de 38,49 km2;
produce afamados vinos, aceites y algarrobas. Hay algunas huertas que riegan del barranco de
San Vicente. Sus montes son Cerro Gordo y Castellar, de sierra de Andilla. Tiene alrededores
muy pintorescos y la población ofrece buen aspecto. Se la considera población romana por el
gran número de lápidas encontradas en su término".


Y otro artículo en la revista Sicània Nº10 de abril de 1959, página 15, Sección
“COMARCAS VALENCIANAS” bajo el título de “LA SERRANIA”, ilustrado también como el
anterior con un mapa, que trataba de manera más genérica a la comarca y que también paso a
reproducir íntegro por su interés:
"Entre las sierras de Alcublas y Calderona, los llanos de Liria, la divisoria con Aragón y
el cauce del Turia, se forma una extensa comarca que tradicionalmente es conocida en Valencia
con el nombre de Els Serrans.
"Limita al Norte con Aragón; al Sur, con la Foya de Buñol; al Este, con Liria, y al
Oeste, con Castilla y Requena.
"Esta comarca estuvo formada del siguiente modo:
Vizcondado de Chelva: Chelva, Benagéber, Calles, Domeño, Higueruelas, Loriguilla,
Sinarcas y Tuéjar.
Señorío de Alpuente: La Yesa, Titaguas, Alpuente y Aras de Alpuente.
Señorío de Chulilla: Chulilla, La Losa y Villar del Arzobispo.
Baronía de Andilla: Alcublas y Andilla. [Es erróneo, puesto que Alcublas nunca perteneció
a la Baronía de Andilla, sino al Señorío Monástico de Vall de Cristo].
Chera: Sot de Chera y Chera.
Baronía de Pedralva: Pedralva y Bugarra.
Baronía de Gestalgar: Gestalgar.
Se habla el castellano en todo el territorio, bien que mezclado con vocablos
valencianos".


Prosigue el artículo con una descripción del clima, los ríos, las fuentes y las montañas más
destacadas:
"El clima es frío; las aguas, excelentes; toda la comarca es sumamente sana.
"Cruzan la comarca los siguientes ríos: el Turia, que se denomina también Blanco y
Guadalaviar; el Regajo, Canales, Chelva y Chera. Hay, además, numerosas fuentes de aguas
riquísimas, entre las que sobresalen los Chorros de Tuéjar, la Zarza de Titaguas, la Gitana en
Chelva, Santa Catalina y la Araña en Aras de Alpuente.
"Rodea la comarca, en parte, la sierra de Javalambre, y dentro del territorio están las
sierras del Sabinar y Aledua; entre sus picos destacan el de Chelva, Salvacañete, Peñaparda en
Andilla, la Bellida, el Salto de Chulilla, La Muela, Pedriza, Punta, Carrasquilla, Muela de Santa
Catalina y otros. Confina con el núcleo montañoso denominado Sierra de Alcublas".


Y concluye con la agricultura y las vías de comunicación:
"Por ser una comarca muy abrupta, la riqueza agrícola es pobre en general por su
cuantía, pero su producción es excelente; abundan las pequeñas huertas suficientemente regadas
por el sinnúmero de fuentes que nacen en el territorio. Con la producción de las huertas se
atiende escasamente a las necesidades del propio autoconsumo; las frutas, muy estimadas, dan
lugar a un movimiento comercial de alguna intensidad con las comarcas limítrofes,
especialmente con valencia. La producción de secano está constituida por cereales, vino.
Algarrobos y aceite. La ganadería es abundante, intenso el comercio a base de miel, de la que
hay gran producción; la riqueza forestal es todavía estimable.
"Carece la comarca de comunicaciones ferroviarias y, en cuanto a las carreteras, son
insuficientes. Sigue inacabada la carretera Valencia-Ademuz.
"Se han realizado algunas tentativas para prolongar hasta Chelva los ferrocarriles que
mueren en Liria, pero el temor a la competencia ha hecho que continúe sin comunicación
ferroviaria tan interesante zona".


Otra de las secciones habituales de la revista Sicània era la titulada “EXCURSIONISME”,
que se hacía eco de dichas actividades realizadas en tierras valencianas, en especial las promovidas
por los respectivos centros excursionistas locales (Alicante, Alcoy, Valencia, etc.). En uno de estos
artículos, en concreto en las páginas 18 y 19 del Nº5 de noviembre de 1958, se reseñaba con
amplitud, y con dos fotografías, la XII Acampada Social de Tardor del Centro Excursionista de
Valencia celebrada ese año en Altura, y durante la cual giraron visita a un lugar con mucha relación
con la historia de Alcublas: la Cartuja de Vall de Crist.


"VALENCIA. Entre las últimas actividades llevadas a cabo por el Centro Excursionista
de Valencia cabe reseñar las siguientes:
"Los días 25 y 26 de octubre se celebró la XII Acampada Social de Tardor. Tuvo lugar en
el término municipal de Altura, en el magnífico Parque de Carlos VII, entre pinos y junto a la
hermosa piscina que alimenta la copiosísima fuente del Berro. A pesar de lo amenazador del
tiempo y de la lluvia que a intervalos cayó, fue cumplido el programa previsto. ”La fogata
montañera” sostuvo la atención de los acampadores en la noche del sábado, y el domingo se
desarrollaron las actividades acostumbradas".


"Por la mañana se efectuó una excursión a las ruinas de la Cartuja de Vall de Crist,
donde acudió don Vicente Simón Aznar, quién ha realizado profundos estudios sobre este cenobio
que fundara el rey Martín el Humano. El señor Simón fue explicando a los visitantes la historia
de la Cartuja y en su recorrido por la arruinada construcción señaló la situación de las distintas
dependencias, dando una documentada y amena conferencia en la que demostró sus provechosas
investigaciones. Los excursionistas quedaron muy satisfechos de la visita y de la competencia del
señor Simón en la materia. El alcalde de Altura, que estuvo en el campamento el sábado, volvió
el domingo, e invitó a los excursionistas a visitar la población, acompañándoles al Ayuntamiento,
en cuyo Archivo pudieron examinar interesantes documentos de gran valor. La dirección del
campamento estuvo a cargo del Vocal de Acampada señor Ruiz".


En su Sección “COSMOS VALENCIANO. VALENCIA EN ESPAÑA”, la revista Sicània
dedicaba amplio espacio a reseñar noticias ocurridas en otras zonas de España y relacionadas con
Valencia y los valencianos, y en algunos de sus números se referían a Alcublas y otras poblaciones
de La Serranía. Así, en su Nº2 de agosto de 1958, página 24 publicaba:
"CONDECORACIONES DEL MOVIMIENTO"
"Madrid, 19. Con motivo del 18 de Julio, por el Secretario General del Movimiento fue
concedida a José Pérez Puig, Delegado del Distrito Marítimo, la Cruz de Caballero de la Orden
de Cisneros y la Medalla de Oro de dicha Orden a los camaradas [entre otros varios] Ernesto
Pérez Serigó, Jefe local y Alcalde de Pedralva; José Yuste Zamit, Jefe local y Alcalde de Chulilla,
y Joaquín Lázaro Gabarda, Jefe local y alcalde de Alcublas".


En esa misma sección, en el Nº4 de octubre de 1958, página 24, aparecía la noticia de la
aprobación de proyectos de obras en diversas poblaciones de La Serranía, incluida Alcublas, para
reparaciones de desperfectos ocasionados por las devastadoras inundaciones de octubre de 1957:
"MADRID. EL Director general de Arquitectura comunicó al señor Gobernador Civil de
Valencia que en el último Consejo de Ministros fueron aprobados proyectos de obras que afectan
a la capital valenciana y a varios pueblos de la provincia, a saber: Bugarra, Loriguilla, Pedralva,
Sot de Chera y Alcublas, por un total de doce millones de pesetas. Entre los proyectos aprobados
para la capital figura la reconstrucción de la Pasarela de la Exposición".


Aunque sin duda, una de las secciones con más información local era “TERRES
VALENCIANES” donde en cada número se hacía “una crónica y repaso informativo”, “pura
síntesis de la actividad de nuestros pueblos” de lo acontecido el mes anterior. En el Nº1 de julio de
1958, página 10 aparecía una escueta noticia de Alcublas ocurrida en junio:
"ALCUBLAS. 7.- La Colonia Alcublana de Valencia hizo donación al Ayuntamiento de
58.000 pesetas para los gastos de instalación de teléfono y otras mejoras locales".


Finalmente, las comunicaciones telefónicas llegaban en octubre de 1958 a Alcublas así como
a otros pueblos de La Serranía. Noticia que publicaba Sicània, en concreto en el Nº5 de noviembre
de 1958, página 11, también en la misma sección “TERRES VALENCIANES”:
"Dentro del plan de ampliación de la red telefónica en la provincia de Valencia, fueron
inauguradas las instalaciones de otros nueve pueblos, a saber: Albuixech, Alcublas, Andilla,
Bugarra, Gestalgar, Higueruelas, Llanera de Ranes, Olocau y Sot de Chera. El señor
Gobernador Civil [Jesús Posada Cacho], en el acto inaugural conferenció con los alcaldes
respectivos".
Una pequeña reflexión. Las primeras comunicaciones telefónicas en España se habían
iniciado en 1877, 81 años antes.


Las fiestas de Alcublas, y de otras localidades de La Serranía, también fueron recogidas en
varias ocasiones en la sección “TERRES VALENCIANES” de la revista Sicània. Las de Alcublas
del verano del año 1958 por partida doble. Inicialmente en forma de fotografía en blanco y negro,
publicada en la página 13 del Nº3 de septiembre de 1958, con el pie: "Alcublas – Imponente
aspecto de la Plaza del Caudillo durante un festival".


Con el subtitulo de "Septiembre y sus Fiestas" en el Nº4 de octubre de 1958, pág. 8:
"Durante el mes de septiembre también se han celebrado numerosísimos actos religiosos
dedicados a los Santos Patronos de las respectivas localidades. Damos a continuación un
resumen de estas actividades, por no poder ofrecer un informe más amplio a nuestros lectores:
"ALCUBLAS.- Comenzaron las fiestas el día 31 de agosto y terminaron el día 5 de septiembre.
"ARAS DE ALPUENTE.- Solemnes fiestas a Santa Catalina.
"CHELVA.- Celebró su fiesta anual a la Santísima Virgen del Remedio".


Asimismo, en el Nº9 de marzo de 1959, página 18, en esa sección “TERRES
VALENCIANES”, con el subtítulo "Panorámica de la Región de las últimas semanas",
mencionaba de pasada y con retraso las fiestas patronales de San Antón en Alcublas, además de
informar sobre otros hechos relacionados con localidades de La Serranía:
"De nuevo vuelven las fiestas a constituirse en preocupación fundamental en toda la
región. Las últimas semanas han transcurrido preparando en Castellón las fiestas de la
Magdalena; en valencia, las Fallas de San Jose y en Alicante “les fogueres”.
"También se han celebrado con brillantez las fiestas patronales de Llaurí, Alcublas,
Jérica, Estivella, Alcira, Altea, etc.".


En el mismo artículo, poco después, mencionaba otras noticias de diferente temática: "La
heráldica municipal ha sido enriquecida con la publicación del Decreto aprobatorio del escudo
de Benifairó de Valldigna. El Ayuntamiento de Benagever está gestando el suyo propio, cuyo
proyecto ha sido elevado a la superioridad".
Y seguía con otra noticia: "La capital ha recibido la visita de los escolares de Enguera y
de Villar del Arzobispo acogidos al Patronato de Educación Rural de la Diputación. Constituye
este Patronato una idea felicísima que permitirá, si no se malogra, el que las generaciones
jóvenes conozcan y amen la región y en particular la capital del antiguo Reino".


La presión de la censura franquista sobre Sicània fue aumentando con los meses, llegando a
imponer el criterio de que los nombres de las secciones figuraran en castellano. Así, en el Nº12 de
junio de 1959, página 18, dicha sección aparecía con el título “TIERRAS VALENCIANAS”, y
con el subtítulo "Panorámica Regional de Mayo". En la misma informaba muy sucintamente
sobre la romería de Alcublas a la Cueva Santa:
"En el orden festivo popular resaltaron las fiestas de Alcira, en honor de Nuestra Señora
de la Murta; las de San Isidro Labrador en Cullera; las de Nuestra Señora de Montserrat en
Orihuela –con unos juegos florales muy brillantes, en los que actuó de mantenedor don Adolfo
Muñoz Alonso- y la tradicional romería de Alcublas a la Virgen de la Cueva Santa, donde
coincidieron, según la costumbre, las autoridades de Altura".


La revista Sicània mantuvo un amplio espacio fijo mensual a aquellas disposiciones del
Boletín Oficial del Estado que hiciesen referencia a las poblaciones valencianas. Como ejemplo, la
Orden del Ministerio de Agricultura fijando las superficies mínimas de cultivo, reproducida en la
página 19 del nº 1 del mes de julio de 1958 de Sicània:
“B.O.” núm. 141, 13 de junio de 1958 [publicada concretamente en la página 1082 del BOE].
"VALENCIA (Región). Orden de 27 de mayo de 1958 por la que se fijan la superficie de
la unidad mínima de cultivo para cada uno de los términos municipales de las distintas
provincias españolas, entre otras las de Alicante, Castellón y Valencia, según el siguiente detalle:
Valencia.- Grupo 2º: unidad mínima de cultivo que se fija: Secano, 2´50 hectáreas.
Regadío, 0´20 hectáreas. Términos municipales: [entre otros muchos] Alcublas, Alpuente,
Andilla, Aras de Alpuente, Benageber, Bugarra, Calles, Chelva, Chera, Chulilla, Domeño,
Gestalgar, Higueruelas, Loriguilla, Losa del Obispo, Pedralba, Sinarcas, Sot de Chera, Titaguas,
Tuéjar, Villar del Arzobispo y Yesa (La)".


En el Nº3 del mes de septiembre de 1958, página 22, de la revista Sicània bajo el título
“VALENCIA en el Boletín Oficial del Estado. EXTRACTO DE LAS PRINCIPALES
DISPOSICIONES DEL MES DE AGOSTO”, se menciona a algunos municipios de La Serranía:
“B.O.” número 190, de 9 de agosto de 1958.
"VALENCIA (región).- Orden de 16 de junio de 1958 por la que se distribuye un crédito con
destino a clases de iniciación profesional, a diversas escuelas, entre otras, a la de Aras de Alpuente".
Y en la misma pág. 22 aparecía una nueva disposición relacionada esta vez con Alpuente:
“B.O.” número 200, de 21 de agosto de 1958.
"VALENCIA (región).- La Dirección General de Obras Hidráulicas anuncia la subasta
de las obras de conducción de aguas de Vinalesa, Villargordo del Cabriel, Alpuente y su aldea de
Las Heras; obras de ampliación de abastecimiento de Azuébar y de abastecimiento de Sagra".


La provisión de funcionarios para diversos puestos también quedaba recogida en las
disposiciones oficiales publicadas en el BOE y reproducidas por Sicània. En el caso de los
Practicantes en el Nº4 de octubre de 1958, páginas 23:
“B.O.” núm.232, de 27 de septiembre de 1958.
"VALENCIA (región).- Orden de (ilegible) de agosto de 1958 por la que se aprueba la
adjudicación de plazas para Practicantes Titulares, resuelta por O.M. de 14 de abril último. Se
nombran [entre otros muchos]: don Ramón Llobregat Nogales (Chera), don Miguel López Marín
(Alcublas), don José María Domingo Hernández (Titaguas), don José Tomás de Dios Benito
(Gestalgar), don Mariano Montorio Sapervia (Chulilla), don Florencio Cano Ripoll (La Yesa),
don francisco Herrero Jiménez (Andilla), don Antonio Martínez Gilabert (Calles)".


Mientras que en el Nº6 de diciembre de 1958, en su página 11, se hacía mención de un
concurso para Veterinarios. Hay que aclarar que en este y algún otro número de Sicània esta
sección pasaba a titularse “La Región en el Boletín Oficial del Estado”:
"num. 271 DEL DIA 12-XI"
"VALENCIA (región).- Orden de 28 de octubre de 1958 por la que se resuelve el
concurso para la provisión de vacantes de Veterinarios Titulares, nombrándose, entre otros, a los
siguientes [ente otros]: Tuéjar, don Juan José Sánchez y Sánchez. Alcublas, don Jesús Mateo
Rújula. Alpuente, don Pedro Carrasco Arroyo. Aras de Alpuente, don Carlos Tejedor Escribano.
Y Domeño, don Félix Arnáiz Nieto".


Entre estas frías disposiciones administrativas puede descubrirse una información muy
valiosa sobre la época. Como ejemplo, el cierre de la escuela de Artaj (aldea de Andilla), que fue
reseñada en el nº 7 de la revista Sicània de Enero de 1959, al reproducir en extracto la Orden de 19
de noviembre de 1958 del Ministerio de Educación Nacional [publicada en la página 10655 del
Boletín Oficial del Estado, nº 291, de 5 de diciembre de 1958] "suprimiendo las Escuelas
Nacionales de Enseñanza Primaria que se citan, entre las que figura la mixta de Artaj, del
Ayuntamiento de Andilla, por no existir censo escolar que aconseje su funcionamiento".
La despoblación de La Serranía del Turia lamentablemente viene de bastante lejos…


En el Nº11 de mayo de 1959 en su página 24 aparecían en extracto las principales
disposiciones últimamente publicadas en el Boletín Oficial del Estado:
"num. 66 DEL DIA 18-III-59"
"VALENCIA (región).- Orden de 25 de febrero de 1959 por la que se aprueban los
Estatutos y se dispone la inscripción en el Registro Oficial de Cooperativas a las que se
relaciona, entre las que figuran la Agrícola “Nuestra Señora de los Angeles” de Chera".
"num. 68 DEL DIA 20-III-59"
"VALENCIA (provincia).- Resoluciones de la Dirección General de Obras Hidráulicas
adjudicando, entre otras, las obras de conducción de agua para abastecimiento de Fortaleny,
Montroy, Puig de Santa María y Chera".


Para no cansar al lector, puesto que a lo largo de los 18 números de Sicània fueron muy
numerosas las disposiciones publicada en el BOE con relación con poblaciones de La Serranía y
reproducidas en la revista Sicània, mencionaré la aparecida en el Nº13 de julio de 1959, página 18.
Se trata de una resolución de la Dirección de Administración Local donde se convocaba concurso
para la provisión de plazas de Secretarios de 3ª Categoría:
"num.142 DEL DIA 15-VI-59"
"VALENCIA (región).- Resolución de la Dirección General de Administración Local en
el concurso convocado en 18 de agosto de 1958 para proveer Secretarías de Administración Local
de 3ª categoría, figurando, entre otras, las vacantes de Andilla, Castielfabib, Higueruelas y
Puebla de San Miguel, en la provincia de Valencia".


Como señalé en la anterior colaboración, hoy día la revista Sicània nos ofrece en sus
textos y numerosas fotografías una valiosa información que nos acerca a cómo era la vida social,
política, administrativa, cultural, religiosa, literaria, excursionista, etc. en Valencia, y naturalmente
en Alcublas y el resto de La Serranía del Turia, como hemos podido ver en esta segunda parte, en
aquellos años tan oscuros de la dictadura franquista. Reitero mi invitación a los lectores curiosos
para que se animen a descubrirla. Estoy seguro que encontrarán su lectura muy interesante…


JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS


8 comentarios:

con el carrito del helao dijo...

La colonia alcublana de Valencia hizo donación al Ayuntamiento de 58.000 pesetas para los gastos de instalación de teléfono y otras mejoras locales.
Eso sí que eran peroleros como Dios manda y no los de ahora.

Con el carrito de alfalfe. dijo...

Pos si no fuera por los PEROLEROS de ahora de fines de semana, no se como les iría a los pocos negocios que van quedando en tu pueblo. Con el pensamiento tuyo no llegamos ni al 2025.
ASI NOS VA.

Geacis J,A por recordarnos estas cosas dijo...

Impresionante el aspecto de la plaza de iglesia, plaza del Caudillo para los nostalgicos. Hay que ver hasta los balcones de la fonfa a rebosar, que felices eran nuestros abuelos con cualquier cosa sin necesidad de orquestas de miles de vatios de sonido ni macrobotellones.

aprendiz de Morgan dijo...

Siempre nos das una lección con tus elaborados artículos maestro.

Desde la supresión de la escuela en Artaj, con lo que lo de la despoblación de la Serranía viene de lejos. Hasta el nombramiento en 1958 de D. Miguel el Practicante, una persona conocida y querida por los alcublano/as.

Sin embargo puestos a elegir me quedo con lo de "Jefe local y Alcalde". Parece que en cincuenta y seis años el tiempo se hubiese detenido, porque antes era del Movimiento y ahora del Partido correspondiente.

Desencantado dijo...

Cuanta razón tienes aprendiz, los políticos de antes pegaban ostias personalmente, los modernos te sablean la cuenta corriente con impuestos o su ejercito de Locales clavandote multas hasta por respirar, que el que viva en Valencia sabe lo que es el poder del boligrafo en un papel amarillo.
Esta es la democrácia que nos hemos dado, antes censuraban a revistas como Sicánia, ahora controlan los medios de comunicación y cada uno sirve a los intereses de quien les paga, el que va por libre tiene los días contados.
En resumidas cuentas es los mismo con modos más finos.

Anónimo dijo...

Enhorabuena Juan Antonio por este magnifico articulo.

Ignorante dijo...

Impresiona ver la plaza de la Iglesia llena hasta los topes. Ahora para que salgamos de casa hace falta lo que no está escrito. Cómo cambia la vida.

No cambia tanto dijo...

Has un par de calderas y veras como salen hasta de debajo de las piedras