miércoles, 25 de febrero de 2015

ALCUBLAS EN ...

           LA REVISTA "VALENCIA CULTURAL"
                                                1ª PARTE
                                         VICENT BADIA I MARIN,
                             UN HISTORICO DEL VALENCIANISMO

En esta nueva colaboración para PEÑA RAMIRO voy a detenerme en otra de las pocas
publicaciones de orientación valencianista que tuvieron el coraje y la valentía de surgir en los años
difíciles de la dictadura franquista: la revista “VALENCIA CULTURAL”. Continuadora de
“SICÀNIA” (1958-1959), de la ya hemos escrito en este mismo blog PEÑA RAMIRO y con la
que guarda grandes paralelismos, la revista “VALENCIA CULTURAL” (1960-1964) también es,
como su antecesora, una interesante fuente de información para conocer la vida valenciana en esos
años tan decisivos, aunque existe poca información sobre la misma al haber recibido mucha menor
atención por parte de los estudiosos que “SICÀNIA”.


La existencia de ambas revistas como proyecto editorial únicamente llegó a ser posible
gracias a la colaboración de varias figuras importantes y destacadas del ámbito cultural valenciano
de la época. Las dos revistas contaron con el mismo director, el abogado, cronista y articulista
Vicente Badía Marín (Valencia 1919-1995), sin embargo en cada una de ellas el soporte económico
provenía de una personalidad diferente. En el caso de la revista “SICÀNIA”, el mecenas de la
iniciativa e instigador principal fue el empresario y promotor cultural Nicolau-Primitiu Gómez
Serrano (Sueca 1877-Valencia 1971), gran erudito y una de las personalidades más ilustres y
destacadas del valencianismo del siglo XX, que pocos años antes había fundado una editorial de
idéntico nombre: “SICÀNIA”.


Nicolau-Primitiu Gómez Serrano dedicó su vida al estudio y divulgación de temas históricos
valencianos, además de ser uno de los mayores bibliófilos en temática valenciana de todos los
tiempos, llegando a poseer una inmensa biblioteca personal especializada compuesta por más de
40.000 volúmenes. La misma se constituyó, al ser donada por sus herederos en 1979, en el fondo
inicial de la actual Biblioteca Valenciana, con sede en el Monasterio de San Miguel de los Reyes
(Valencia), y que en muestra de reconocimiento pasó a denominarse en 2010 Biblioteca Valenciana
“Nicolau Primitiu”. Por su parte, la revista “VALENCIA CULTURAL” contaría como propietario
con el inestimable apoyo y ayuda económica de José Marí Montañana (1918-1993), el conocido
maestro impresor de Almàssera y gran amigo personal de Vicente Badía Marín.


El padre de Vicente Badia Marín fue Vicente Badia Cortina (1887-1972), maestro nacional
que había dejado la docencia para dedicarse al periodismo en 1912 como redactor del “Diario de
Valencia”. Tras un breve paso por la Federación Valenciana de Sindicatos Agrícolas volvió al
periodismo, esta vez en las páginas de “El Eco de Levante” (1914-1917) y de “La Voz de
Valencia” (1917-1921). En 1924 ingresa en “Las Provincias”, llegando a desempeñar el puesto de
redactor jefe entre 1939-1949 y luego el de subdirector del periódico. Escribió diversos textos sobre
geografía e historia de Valencia, de los que destaca “Comarcas de la Región Valenciana. La
Huerta de Valencia”, ganador de los Juegos Florales de “Lo Rat Penat” de 1942, en el apartado
patrocinado por la Diputación Provincial de Valencia y publicado por la Editorial F. Domenech.


Vicente Badía Marín nació en Valencia el 12 de marzo de 1919, estudió Magisterio como su
padre, ampliando estudios. Primero como Périto Taquígrafo en la Escuela de Oficios Artísticos para
posteriormente licenciarse en 1947 en Derecho por la Universidad de Valencia. Entre 1950 y 1982
fue nombrado Letrado Oficial Mayor y Técnico de Administración General del Ayuntamiento de
Burjasot. Como personalidad relevante del Régimen franquista en Valencia ocupará en 1952 la
Secretaria Provincial del Departamento de Seminarios del Movimiento, y entre 1955 y 1957
profesor del Instituto Social Obrero. En esos años publicaría una serie de obras con el titulo “mi
pueblo”: “Torre Baja, mi pueblo” (1953); “Foyos, mi pueblo” (1954), que obtuvo el premio
extraordinario de los Juegos Florales de Lo Rat Penat del año 1953; y “Bétera, mi pueblo” (1955).


Nombrado el 27 de febrero 1953 Cronista Oficial de Almàssera, por el entonces alcalde y
gran amigo suyo José Marí Montañana, promovió con fuerza y entusiasmo la organización de las
Asambleas de Cronistas del Reino de Valencia, de la que sería su primer Secretario. Tanto es así
que fue pieza crucial en el desarrollo de la Primera Asamblea de Cronistas del Reino, celebrada
del 26 al 28 de octubre de 1956. Su trabajo infatigable le valió en la prensa diaria el calificativo de
“Héroe del Congreso” (“Levante” 30-10-1956). En estos inicios de su funcionamiento con carácter
institucional, los cronistas se integraron en el Centro de Cultura Valenciana (hoy RACV) como
una sección de la entidad, con la que también compartían local en la Lonja de la Seda.


Respecto a los cronistas, Vicente Badia Marín realizó varias colaboraciones en los Anales
del Centro de Cultura Valenciana. El primero en el nº36 del año 1955, con el título “La Sección
de Cronistas del Reino en el primer año de su existencia”; al que siguieron “La I Asamblea de
Cronistas del Reino” en el nº38 de 1956; y “Deu anys de cronistes oficials del regne” en el nº51
de 1966. En 1962 publicaba un “Catálogo de los Cronistas Oficiales del Reino” editado por la
propia Sección de Cronistas del Reino del Centro de Cultura Valenciana. En febrero de 1957 es
nombrado Director de Número del Centro de Cultura Valenciana, donde comenzará a desarrollar
una intensa actividad, leyendo el día 18 de julio de 1957 su discurso de aceptación con el título
“Una teoría del cronista”. Asimismo, en noviembre de 1958 resultaba elegido Vicepresidente de
Lo Rat Penat en la directiva presidida por Nicolau-Primitiu Gómez.


El 25 de octubre de 1960 leyó en valenciano, por vez primera en muchos años, el discurso
de apertura del curso 1960-61 del Centro de Cultura Valenciana con un valiente y elogiado
“Discurs i programa de redreçament cultural” (publicado en Anales del Centro de Cultura
Valenciana nº45, 1960). Su tono, que se alejaba bastante del imperante “sano regionalismo”
tolerado por las autoridades franquistas, marcaría su futura trayectoria pública, conllevándole
diversos conflictos tanto en el seno poco reivindicativo del Centro de Cultura Valenciana como
con algunos cargos del Régimen. Fue asimismo director de las revistas culturales y de información
“Sicània” (1958-1959), creada por Nicolau-Primitiu Gómez Serrano, y “Valencia Cultural”
(1960-1964), con José Marí Montañana.


Su firme defensa de la lengua y cultura valencianas hizo que Vicente Badía Marín se fuera
desvinculando del Régimen hasta quedar enfrentado al mismo en los últimos años del franquismo.
Como hombre profundamente católico, y en sintonía con el Concilio Vaticano II, fue uno de los
defensores de la adopción del valenciano en la Iglesia, siendo elegido a finales de los años 70
Presidente de la asociación Paraula Cristina y encargado de su boletín informativo “Rent”.
Durante la Transición formó parte, junto a otros valencianistas históricos como Vicent Franch, Lluís
Aguiló y Lluís Guarner, del "Col.lectiu Vinatea" creado para sensibilizar en la petición del
autogobierno. Ya entrados los años 80 contribuye a fundar las Escuelas de Adultos de Burjassot, de
las que fue Director, además de colaborar en la creación en 1995 del Centro d´Estudis de l´Horta
Nord, del que sería Vicepresidente. Falleció el 21 de diciembre de 1995. Póstumamente, el 16 de
enero de 1996, el Ayuntamiento de Burjassot lo nombraba hijo adoptivo de la localidad.


A lo largo de su dilatada trayectoria Vicent Badia i Marín escribió más de 2.500 artículos
aparecidos en unos ciento cincuenta medios informativos, entre ellos las publicaciones valencianas
“Las Provincias”, “Levante”, “Al Día”, Jornada”, “Valencia Fruits”, “Diario de Valencia”,
“Cartelera Túria”, etc. Destacan sobre todo el millar de artículos de la serie “De los pueblos y
para los pueblos” publicados en el diario “Las Provincias” en los años 50 y 60. Entre sus obras,
reseñar las ya mencionadas de la serie “mi pueblo”; además de otras como “Compendio de
Geografía del Reino de Valencia” (1955); “EL LIBRO DE LA SERRANIA. Resumen
geohistórico de los pueblos y villas de la Serranía valenciana, escrito por sus Cronistas.
Prologado y ordenado por VICENTE BADIA MARIN” (Ediciones Valencia Cultural, 1962);
“Crònica de la meua aportació a la lluita contra l’analfabetisme” (1990) y “Problemàtica de la
Tercera Edat” (1991); así como un “Índex: 50 anys, 1936-1986: col·laboracions en prensa”
(1986) y un “Índex: 50 anys, 1940-1990: discursos, conferències, parlaments” (1991).


A continuación repasare la trayectoria de la revista “VALENCIA CULTURAL” (mayo
1960-diciembre1964), fundada por Vicent Badía i Marín y Josep Marí Montañana, director y editor
respectivamente, y sucesora de la revista “SICÀNIA” (julio de 1958-diciembre de 1959), de la que
también había sido director Vicente Badia Marín. “VALENCIA CULTURAL” trató de continuar,
en líneas generales, la labor informativa y de difusión cultural valencianista de “SICÀNIA” en
unos momentos en los que la Administración franquista ejercía con fuerza la censura para limitar al
máximo la expansión de publicaciones que utilizaban el valenciano. El nº 1 apareció en Valencia en
mayo de 1960, con el título “VALENCIA CULTURAL-REVISTA MENSUAL” y el subtítulo
“Economía. Historia. Literatura. Geografía” con 26 págs. y un precio de 5 pesetas el ejemplar,
sólo cinco meses después del cierre de “SICÀNIA”. Fue una apuesta personal y comprometida de
Vicent Badía i Marín, con la inestimable ayuda de Josep Marí Montañana, por la difusión de la
cultura valenciana.


La revista “VALENCIA CULTURAL” era bilingüe y, como su antecesora “SICÀNIA”,
también sufriría las imposiciones administrativas marcadas por la férrea censura de la época, por lo
que en buena parte de sus páginas predominaba el castellano al tener que limitar las colaboraciones
en valenciano. Dedicada a temas de economía, historia, geografía, literatura, crítica de libros y
revistas, y a divulgar las actividades de las entidades culturales valencianas, contaba con secciones
habituales, aparte de la editorial, en valenciano y a cargo de su director Vicent Badia i Marín, como
“creuamots”, “heráldica”, “comarcas valencianas”, “biografías de cronistas y escritores”, “empresas
valencianas”, etc. Entre sus más asiduos colaboradores destacan Josep Albert Mitjavila, Emili Beüt,
Eliseu Bellés, Andreu Baldó, Vicent Clavel, Enric Duran i Tortajada, Vicent Sorribes, Jordi Valor,
Nicolau-Primitiu Gómez Serrano, Carlos Sarthou, Vicente Traver y otros.


La revista “VALENCIA CULTURAL” tuvo una buena acogida, resultando ser un éxito
relativo ateniendo al panorama desolador valenciano de la época en cuanto a publicaciones
culturales autóctonas. Llegaron a aparecer un total de 56 números, cronológicamente de mayo de
1960 (nº I) a noviembre-diciembre de 1964 (nº XLV-XLVI), puesto que en sus últimos dos años
(1963 y 1964) pasaría a ser de periodicidad bimensual con el objetivo de reducir los gastos y así
poder continuar con su publicación. Sin embargo, como había ocurrido ya con su antecesora
“SICÀNIA”, tampoco pudo ser. En diciembre de 1964, y ante las dificultades, tanto legales como
económicas, Vicent Badia i Marín se vio obligado a cerrarla. La corta trayectoria de la revista
“VALENCIA CULTURAL” había tocado a su fin. En cuanto a La Serranía, “VALENCIA
CULTURAL” publicó en sus números de 1960-1962 como sección habitual, pero en forma de
fascículos sueltos (encartes), estudios monográficos de geohistoria escritos por los cronistas de sus
poblaciones que conformaban el interesante “EL LIBRO DE LA SERRANIA. Resumen
geohistórico de los pueblos y villas de la Serranía valenciana, escrito por sus Cronistas.
Prologado y ordenado por VICENTE BADIA MARIN”. Ediciones Valencia Cultural, 1962.


Como pequeño homenaje a la meritoria labor cultural de “VALENCIA CULTURAL”, y
también por el interés de sus fotografías y textos que nos acercan a una época, principios de la
década de los años 60 del pasado siglo, ya muy lejana para las nuevas generaciones, en una próxima
colaboración en este blog Peña Ramiro espero poder comentar con amplitud la presencia de
Alcublas en la revista “VALENCIA CULTURAL”. En concreto en “EL LIBRO DE LA
SERRANIA”, donde José Millán Lacruz, por entonces Cronista de Alcublas, escribió el capítulo
dedicado a esta localidad, con los antecedentes geográficos e históricos; y fiestas y costumbres.

Por
JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS




lunes, 23 de febrero de 2015

SOBRE LAS ELECCIONES MUNICIPALES DE ALCUBLAS 2015

Dar el paso para encabezar una lista electoral no es fácil. Dar el paso de renunciar, es mucho más difícil, mil veces más.

Pensaba que no procedía exponer públicamente las razones que han hecho que me retire de la candidatura del PSOE, pero a la vista de los diferentes comentarios que se están haciendo en este blog, considero que debo darlas para evitar especulaciones, informaciones manipuladas y sobre todo, para evitar que se atente contra mi honor y mi integridad moral.
Tomar la decisión de estar en primera línea de fuego para gestionar un Ayuntamiento como el de Alcublas, en el que todos y todas nos conocemos, en el que arrastramos problemas antiguos y en el que la política se ha vivido siempre de manera muy visceral, no es fácil para nadie. 

No soy militante del PSOE, no estoy afiliada. En las elecciones municipales de 2011 formé parte de la candidatura en el sexto puesto porque soy una mujer de izquierdas, progresista e independiente. Nunca he militado en ningún partido y así voy a seguir.
Ante todo creo en mi pueblo (siempre voy a decir mi pueblo, lo siento), en sus posibilidades y en su futuro porque me niego a tener una visión pesimista y derrotista de las cosas y porque creo, sobre todo, en los alcublanos y alcublanas, en las personas con las que he compartido, comparto y compartiré mi vida en ese pequeño pero gran pueblo que es Alcublas.
Siempre he trabajado en equipo, en mi vida profesional y en mi vida personal. He aprendido que los equipos suman, enriquecen, crean y motivan. He aprendido que “ninguno de nosotros vale más que todos nosotros juntos” y con esa premisa comencé a trabajar en la candidatura.
En un equipo se deben tener claros los objetivos a alcanzar para que todos sus componentes vayan en la misma línea, en este caso era presentar una buena candidatura y un buen programa para ganar las elecciones municipales de 2015.
En un equipo todos y todas tienen que estar convencidos de que el cabeza de lista es el más adecuado o adecuada, porque está asumiendo una gran responsabilidad, la de representar a su pueblo ya sea gobernando o en la oposición.
En un equipo se trabaja mirando al futuro aprendiendo del pasado, sin recelos, sin desconfianzas y sin rechazos.
Es imprescindible que la información fluya, las decisiones se consensúen, se diseñe una estrategia conjunta entre los que todavía están gobernando y los que, se supone, se desea que lo estén dentro de unos meses. Solo así se puede crear un buen ambiente de trabajo y volver a ilusionar presentando un programa coherente y realista y una candidatura renovada, fuerte y comprometida.

He renunciado a seguir en la candidatura porque no comparto la manera de ver ni de hacer las cosas con las personas que en la actualidad están al frente de la Agrupación del PSOE de Alcublas ni con las personas que están al frente del Ayuntamiento.

Respeto profundamente a todas y todos los alcublanos y alcublanas (a los que viven allí todo el año, a los que van los fines de semana, a los que solo en verano y Pascua, a los que ya no están, a los que viven fuera, a los que se sienten vinculados de una manera u otra con Alcublas y siempre dicen “mi pueblo”). Respeto profundamente porque parte de mi vida está allí, mis mejores amigos son de allí, mis raíces y mi casa. Es por eso que me he retirado, por ese profundo respeto pero también por respeto a mí misma.
Seguramente no soy la candidata idónea, ni la adecuada, ni siquiera la correcta. Seguramente no soy lo que buscaban. Me he ido por diferencias de criterios, nunca por miedo o inseguridad. Y lo he demostrado hasta el final. He querido estar siempre, al 100%, con toda mi energía y mis ganas.
Jamás he querido infringir normas, incumplir leyes o hacer ilegalidades. Dar a entenderlo o insinuarlo me parece, cuanto menos, cobarde y retorcido.
¿Qué quería ser alcaldesa? Claro, por supuesto. Por eso me presenté, soy así de ambiciosa. 
Y espero seguir siéndolo siempre porque, a pesar de todo sigo siendo una “idealista”, sigo pensando que las cosas se pueden cambiar y la manera de hacerlas también. Esa es mi ambición y lo que me permite seguir avanzando todos los días. Y eso es lo que les enseño a mis hijos, a tener ambición de hacer, de estar, de participar y de cambiar el mundo si es preciso. 

Si a alguien no le bastan estas razones, estoy a disposición de quien quiera preguntarme. Vivo en la C/ San Antonio, nº 56 (el Planillo) y soy bisnieta de la tía María (la que vendía cacahuetes y "tramusos" en la calle la Purísima) y nieta de Valeriano Martínez (Panderas). Ellos son los que me enseñaron a ser así de ambiciosa y a ir siempre por la vida con la cabeza bien alta, porque afortunadamente, no tengo nada, absolutamente nada que esconder.

Pido disculpas a todos los simpatizantes y militantes del PSOE a los que haya defraudado con mi decisión. Estoy segura que se presentaran buenas candidaturas tanto por el PSOE como por el PP, no me cabe la menor duda, porque en"mi pueblo" hay gente muy capaz y muy preparada y con muchas ganas de trabajar por Alcublas de manera desinteresada. Agradezco de todo corazón las muestras de apoyo y de cariño que he recibido durante este tiempo, en especial a José Cerverón por todo lo que me ha enseñado y por haberse interesado por mí en un día muy complicado.

Ascensión Martínez Rayos

sábado, 21 de febrero de 2015

BIENVENIDOS AL DESGOBIERNO

Mirando hacia adelante y vislumbrando unas cercanas elecciones municipales, se nos antoja un tanto desolador el próximo - y actual - panorama político en Alcublas.


En apenas dos meses y unos días decidiremos el futuro político de nuestra localidad. Las opciones de futuro, observando a los partidos tradicionales es más bien incierta. La desafección hacia ellos que invade la política nacional parece que también ha llegado a Alcublas. El Partido Popular local, que hace unos días celebró una reunión para intentar confeccionar una lista para las municipales ve con pesimismo que se terminan los plazos y les va a resultar muy difícil el presentar una candidatura de garantías al ayuntamiento de Alcublas. Por el otro lado, el PSOE de Alcublas tampoco tiene cabeza de lista pues la hasta ahora candidata independiente ha renunciado a serlo.

¿Qué es lo que nos está pasando?

Pero antes de analizar el futuro vale la pena pararnos un momento en el presente. Si el futuro, como antes indicábamos es bastante incierto, no menos delicado es el momento actual. Tras la marcha de Manolo Civera, la gestión queda en manos de forma interina del primer teniente de alcalde. Éste quedará ratificado como Alcalde si así lo deciden en votación los concejales de Alcublas en el próximo pleno municipal.

No enumeraremos ahora los graves problemas que sufre Alcublas y ya de todos conocidos. Esta larga lista de problemas nos lleva a la conclusión de que es el momento de personas nuevas para resolver viejos problemas, alejadas de personalismos, círculos de poder y con una visión de futuro que es una de las mayores carencias de los que nos dirigen ahora.
Y ya volviendo al futuro y a las cercanas elecciones municipales. Alcublas se merece que se trabaje por ella, que surjan personas, tanto en los partidos tradicionales como en otros sitios que aporten ideas y trabajo, compromiso por su pueblo y que intenten acercar la política municipal a sus vecinos, que son el valor más preciado de la localidad.

Con "lo de siempre" difícilmente Alcublas, y pensamos que ocurre otro tanto en el resto de pueblos de La Serranía, no se podrá planificar un futuro más prometedor.

jueves, 19 de febrero de 2015

ALCUNEWS

El Cardenal continúa mañana en Alcublas la visita pastoral a la comarca de Los Serranos



El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, continuará mañana, viernes, en la localidad de Los Serranos la visita pastoral a la comarca de Los Serranos que inició el pasado mes de diciembre tras concluir la del Rincón de Ademuz, ambas incluidas en su visita al arciprestazgo “San Antonio Abad”.

El purpurado se trasladará mañana, en primer lugar, a la parroquia San Antonio Abad donde rezará la hora intermedia. Posteriormente, se trasladará al cementerio y rezará por los difuntos, acudirá al Ayuntamiento, visitará varios enfermos de la localidad a los que le administrará la Comunión. Asimismo, visitará el colegio y a la mujer más anciana de la localidad, de 99 años de edad y se reunirá con el párroco.
Posteriormente, compartirá la comida con los sacerdotes de la zona y por la tarde mantendrá un encuentro con todos los grupos parroquiales. Igualmente, celebrará una reunión con los jubilados y las personas mayores del municipio y con la junta directiva de la Cooperativa que posteriormente visitará. Finalmente, presidirá una misa en la parroquia a las 19 horas y compartirá un refrigerio en la Casa de la Cultura.

Por otro lado, el sábado, tras llegar a Gestalgar, rezará la hora intermedia en la parroquia Purísima Concepción. Posteriormente participará en la asamblea parroquial, acudirá al Ayuntamiento, al cementerio y la ermita de los Santos de la Piedra, para visitar, finalmente, a enfermos de la localidad.

A continuación, el Cardenal se trasladará a Bugarra donde participará en la asamblea parroquial, visitará a enfermos del municipio y acudirá al cementerio. Finalmente, visitará el Ayuntamiento y el Hogar del jubilado y presidirá una misa en la parroquia San Juan Bautista.
De igual modo, el cardenal Cañizares continuará su visita pastoral en Pedralba el próximo 5 de marzo. Esta previsto que el purpurado concluya la visita al arciprestazgo “San Antonio Abad”, que comprende las comarcas de El Rincón de Ademuz y Los Serranos, el próximo 8 de marzo, tras haber realizado 26 salidas y visitar 30 municipios.

miércoles, 18 de febrero de 2015

CONCURSO FOTOGRÁFICO EN VILLAR

                                                      CONCURSO DE FOTOGRAFÍA 
                                                       Una foto, un poema 
                        FORMACIÓN DE PERSONAS ADULTAS VILLAR DEL ARZOBISPO


BASES

1. Participantes: podrán participar todas las personas mayores de 18 años.

2. Temática: el tema será “Una foto, un poema”, (es decir, que la foto tenga un contenido poético o que sea equiparable a un poema) con el que se pretende participar en la celebración del Día Mundial de la Poesía, que se celebra el 21 de marzo. Las fotos serán originales e inéditas y no podrán haber sido premiadas en ningún otro certamen o concurso.

3. Opciones de presentación: cada participante podrá presentar hasta un máximo de dos fotografías, en formato digital con archivo jpg y una resolución mínima de 2 megapíxeles. Las fotografías se entregarán en el centro FPA El Villar por cualquier medio que permita su copia en un ordenador del centro (tarjeta de cámara, lápiz de memoria, etc.) o por correo electrónico a la dirección 46024001@edu.gva.es. Irán acompañadas del título y los datos personales del autor o autora (nombre, apellidos, dirección, teléfono y correo electrónico).Se puede pedir o descargar la ficha correspondiente de nuestra página web.

4. Plazo de admisión de las obras: será del 16 de febrero al 13 de marzo de 2015.

5. Fallo y entrega de premios: el fallo se hará público en un acto que se celebrará el 26 de marzo de 2015. Los ganadores serán avisados con antelación.

6. Premios: se entregarán 3 premios consistentes en lotes de libros. Los premios no podrán ser declarados desiertos.

7. Jurado: el jurado estará compuesto por profesorado y alumnado del Centro. El fallo del jurado será inapelable. El jurado resolverá sobre la interpretación de estas bases o cualquier otro aspecto relacionado con el concurso.

8. Exposición: las obras podrán ser utilizadas por el centro en la página web, en exposiciones o publicaciones, citando siempre al autor o autora.

9. Condiciones generales: los participantes se responsabilizan plenamente de la no existencia de derechos de terceros y de toda reclamación por derechos de imagen. De acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal, informamos de que los datos personales facilitados serán tratados únicamente con la finalidad de participar en el concurso.
La persona interesada podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición ante la dirección del centro.
La participación en el Concurso implica la plena aceptación de estas Bases.

http://mestreacasa.gva.es/web/4602400100/60

lunes, 16 de febrero de 2015

INCENDIO EN PEDRALBA


Incendio el Vertedero propiedad Girsa – Pedralba



La Historia de este vertedero está plagada de irregularidades desde sus inicios la empresa Girsa presionó para que en él se vertieran las basuras de Valencia a lo que el equipo de gobierno del momento( PSOE) se negó ya que la licencia otorgada era para los residuos sólidos urbanos de Pedralba Bugarra y Gestalgar. Al no ceder al chantaje Girsa clausuró el vertedero de manera unilateral aludiendo que no era rentable y por lo tanto Pedralba se quedó sin servicio obligando la a entrar en el Consorcio Valencia Interior para gestionar sus basuras teniendo que pagar los vecinos un alto precio por la gestión de basuras.
Con la llegada del P.P a la alcaldía las negociaciones se retomaron, llegando a un acuerdo de re apertura del vertedero cambiando la licencia de uso. Pasando a ser vertedero de residuos no peligrosos y pudiéndose enterrar de cualquier procedencia.
La cantidad económica que recibe el pueblo de Pedralba es de 5,5€ por TNa de residuos depósitadodepositado en el vaso, hasta ahora unos 300.000€. Desde Ecologistas en Acción La Serranía tenemos y mantenemos dos lemas “Basuras las justas las nuestras” y “Más vale pobres que ricos de mierda”

¿Qué riesgos asume la comarca cuando se abre una instalación de este tipo?
-Contaminación atmosférica metanización de las basuras,
-Incendios producto de fermentación de la materia orgánica, tal vez lo que haya producido este fuego.
-Fuga de lixiviados debido a las lluvias y fugas del vaso.
-Tráfico pesado por carreteras en mal estado, aprisa y corriendo la Diputación esta arreglando el tramo de carretera Pedralba-Casinos para dar servicio a la planta de Basuras de Liria y al Vertedero de Pedralba esa es la verdadera razón de la urgencia de mejorar está carretera.
Desde Ecologistas exigimos la investigación a fondo de las causas del incendio creando una comisión para ello en la que estemos grupos ecologistas , vecinos , Ayuntamiento, Girsa y Diputación y técnicos independientes para determinar las causas del incendio y la tipología de residuos que hay en el vertedero.
Tenemos serios tetimonios de personal de empresas vinculadas a este tipo de trabajos que aseguran que por la noche se suelen enterrar todo tipo de residuos incluidos hospitalarios por lo que exigimos que la comisión propuesta haga inspecciones periódicas que verifiquen el buen uso del vertedero.
La amenaza de nuevos Macro vertederos en la Serranía es una realidad Gestalgar pretende ubicar uno en una antigua cantera e Higueruelas en el nuevo PGOU ha incluido la posibilidad de restaurar minas con este tipo de vertederos, E:E:A:L:S hemos presentado alegaciones a este P.G.O.U.
Hasta cuando la Serranía va a seguir siendo un vertedero gracias en gran parte a los alcaldes ineptos y a empresarios sin escrúpulos que solo piensan en obtener ingresos rápidos al precio que sea.
La comarca debe salir a la calle y decir basta y con su voto castigar e estos alcaldes de cortas miras que no tienen iniciativa ni espante para hacer otro tipo de propuestas que no hipotequen el futuro.


Ecologistas en Acción La Serranía

miércoles, 11 de febrero de 2015

CARNAVALES DE VILLAR DEL ARZOBISPO 2015

Villar del Arzobispo celebra unos Carnavales que año tras año van adquiriendo más popularidad y fama.


El  Carnaval de Villar del Arzobispo recuperó su popularidad a partir de 1981, tras haber estado prohibido durante el franquismo. Según la tradición, en Carnaval la gente se disfrazaba con un atuendo común con la intención de provocar y divertirse.
Hoy en día, el Carnaval de Villar del Arzobispo se ha consolidado como una de sus fiestas más populares, en la que destacan actos como el Velatorio de la la Morca, el Desfile de Botargas, el Concurso de Murgas, el Desfile de Carnaval, la Quemá del Chinchoso y el Entierro de la Morca.
Os dejamos con la programación del Carnaval.


PARKING

Aparcamientos recomendados:
  • AVENIDA DE LA DIPUTACIÓN
  • DESCAMPADOS JUSTO ENFRENTE DEL NUEVO INSTITUTO LA SERRANÍA
  • AVENIDA ROGER DUVAL
  • RONDA DE LA BARONÍA
  • POLÍGONO INDUSTRIAL LAS SUERTES (JUNTO ERMITA SAN VICENTE)
  • CALLE CASTELLÓN (DETRÁS DE LA ANTIGUA COOPERATIVA AGRÍCOLA)
  • JORGE DE AUSTRIA (ENTRADA DEL PUEBLO, GASOLINERA)
*Una vez que en la población no puedan acceder mas coches, se desviaran todos hacia:
  • POLÍGONO INDUSTRIAL LA LOMA
  • POLÍGONO INDUSTRIAL LAS SUERTES

¿Dónde Comer?

  • Restaurante El Porche
    • c/ Ingeniero Tamarit, 5
    • Tf.: 962 720 367
  • Restaurante San Vicente
    • Pol. Ind. San Vicente, s/n
    • Tf.: 961 646 259
  • Restaurante La Loma
    • Políg. Ind. La Loma, s/n
    • Tf.: 962 720 804
  • Restaurante La Posá
    • c/ Ingeniero Tamarit, 9
    • Tf.: 962 720 613
  • Restaurante El Patio
    • c/ La Música, 22
  • Restaurante Chang Le
    • c/ Las Cruces, 88
    • Tf.: 962 720 467 Comida China
  • Bar Aragón
    • Avenida de Aragón, 2
    • Tf.: 962 720604
  • Bar Musical
    • c/ La Música, 3
    • Tf.: 962 720 312
  • Bar Centro Social
    • Huerto del Señor, s/n
  • Bar The Crow
    • c/ Cardenal, 31 Pizzería y Kebab

lunes, 2 de febrero de 2015

LA CUEVA SANTA, MIRADAS DESDE EL PASADO

                         JOSE SOLER CARNICER Y EL
               SANTUARIO DE LA CUEVA SANTA
                                   2ª Parte
                   ARTICULOS PERIODISTICOS

Siguiendo con la serie de pequeñas colaboraciones para este blog PEÑA RAMIRO
sobre el Santuario de Nuestra Señora la de la Cueva Santa de Altura, y más en concreto
sobre las aportaciones al respecto de José Soler Carnicer, gran divulgador en temas de
geografía, excursionismo, montaña, tradiciones y turismo, a continuación repasaré algunos
de los interesantes textos y fotografías que tratan sobre la Cueva Santa de Altura publicados
por este autor en varios periódicos valencianos de los años 50 y 60 del pasado siglo XX.


El primero de estos artículos apareció el miércoles 21 de abril de 1954 en la página 8
del hoy desaparecido (dejó de publicarse en septiembre de 1975) diario valenciano de la
tarde JORNADA. Con un impactante título, “¿Encierra algún secreto la Cueva Santa de
Altura?”, está redactado con el estilo ágil propio de Soler Carnicer y en él adelanta la
primera exploración espeleológica de la Cueva Santa que iban a realizar los días 25 y 26 de
abril de 1954 espeleólogos de la Sección de Exploraciones Subterráneas (SES) del Centro
Excursionista de Valencia (CEV): “Los espeleólogos valencianos van a explorarla y a
levantar el plano total de la misma, para ello será preciso abrir boquetes en los tabiques
del famoso Santuario”.


A esta primera exploración espeleológica de la Cueva Santa de Altura por parte del
SES del Centro Excursionista de Valencia (CEV) le seguirían varias más (la segunda el 6
de diciembre de 1954, la tercera el 27 de marzo de 1955, la cuarta el 17 y 18 de abril de
1955, la quinta el 14 y 15 de agosto de 1955) hasta llegar a seis en total, durante las cuales se
realizó el primer levantamiento topográfico de la cavidad. La última y sexta fue llevada a
cabo los días 7 al 9 de abril de 1956. Las exploraciones tuvieron como finalidad y objetivos,
según el proyecto del Centro Excursionista de Valencia, “averiguar las antiguas leyendas
en lo que concierne a la existencia de pasadizos, salas y laguna”.


Dichas leyendas, donde se hablaba de grandes galerías, rocas con formas curiosas, y
un río y lago subterráneos, fueron divulgadas entre otros por el padre jesuita Josef de la
Justicia en su libro “Historia de la Virgen de la Cueva Santa”, editado en Valencia en el año
1655. Esas grandiosas salas, pasadizos, y el río y lago subterráneo no fueron hallados por los
miembros del Centro Excursionista de Valencia (CEV), aunque en la tercera incursión del
27 de marzo de 1955 sí que descubrieron una de las peculiares rocas que señalaba el padre
jesuita: "a 55 m. de la entrada hay una curiosa roca a la que el moho y la forma dan
apariencia de fraile yaciente, circunstancia que nos causó impresión, por ser conocedores
de la historia que describe el P. La Justicia, en su libro sobre la “Cueva Santa".


José Soler Carnicer era buen conocedor de los avances en la exploración de la Cueva
Santa por parte de la Sección de Exploraciones Subterráneas (SES) del Centro
Excursionista de Valencia (CEV), mostrando un gran interés por la misma, como dejaría de
manifiesto cuando publicó poco después dos nuevos textos periodísticos sobre estas
actividades espeleológicas. Primero un artículo en el diario Las Provincias del 13 de febrero
de 1955, “Interesantes exploraciones”; y luego una amplia reseña en la colaboración “Un
año de excursionismo valenciano. Espeleología”, aparecida en la página 21 de la revista
editada en Barcelona “Cordada - Revista Mensual de Excursionismo” nº21 de diciembre
de 1956.


Estas visitas a la Cueva Santa de Altura de miembros de la Sección de
Exploraciones Subterráneas (SES) del Centro Excursionista de Valencia (CEV) estaban
directamente vinculadas al proyecto de proclamación de la Virgen de la Cueva Santa como
Patrona de los espeleólogos españoles. Y su realización, que contó con la presencia y
bendición del Obispo de Segorbe y del Ayuntamiento en pleno de Altura, estaba
subvencionada por dicho municipio con 1.000 pts. El 28 de enero de 1955 el Papa Pío XII
concedió el patronazgo de la Virgen de la Cueva Santa de Altura sobre las sociedades
espeleológicas españolas. Al respecto, José Soler Carnicer escribiría en el año 1964 un
artículo titulado “La Virgen de la Cueva Santa Patrona de los espeleólogos españoles” en
el semanario valenciano “Deportes-Semanario gráfico”.


Aunque el artículo periodístico más extenso escrito por Soler Carnicer sobre la
Cueva Santa aparecía el domingo 11 de junio de 1961 en el diario Las Provincias como
parte de la exitosa serie "Rutas Valencianas" iniciada en 1956. De estas “Rutas
Valencianas”, de frecuencia mensual, se llegaron a publicar 118 rutas hasta el año 1968. En
ellas José Soler Carnicer proponía la visita turística de día completo de pueblos y paisajes
valencianos que, sin mencionarlo, debía ser motorizada pues el recorrido era bastante largo.
Estaban pensadas para el entonces incipiente turismo interior protagonizado por los llamados
“domingueros”, a bordo de su “Vespa” o “Seat 600”, que en familia o en pareja emprendían,
por caminos y carreteras destartaladas, la aventura de “pasar el domingo en el campo”.


Pero volvamos al artículo en cuestión. Como ya hemos señalado, fue publicado el
domingo 11 de junio de 1961 en el periódico Las Provincias como ruta LXXV de la serie
“Rutas Valencianas” con el título “La Cueva Santa de Altura”. A página completa,
incluía tres fotografías del propio Soler Carnicer, y un pequeño croquis, a modo de plano de
la ruta, dibujado por Vicente Izquierdo.
Por su interés voy a reproducir el texto completo así como sus fotografías, aunque
lastimosamente son de muy baja calidad en la copia que ha llegado a mis manos. Su lectura
nos permite darnos cuenta cómo eran a mediados del pasado siglo XX tanto el Santuario de
la Cueva Santa como las casi impracticables carreteras, con tramos sin asfaltar, por las que
por entonces se debía circular para llegar hasta Alcublas.
El artículo propiamente dicho se inicia con una pequeña introducción sobre la
devoción a la Virgen de la Cueva Santa:
"Iniciamos la ruta; itinerario setenta y cinco de esta ya larga andadura, yendo en
busca de uno de los más destacados hitos de la iconografía mariana de Castellón. La
Cueva Santa de Altura es centro de la devoción de una extensa comarca que adora con
fervor a la Blanca Paloma, que tiene su trono en las profundidades de un antro
subterráneo. Esta es la imagen de la cancioncilla infantil que dice así: ¡Que llueva, que
llueva, la Virgen de la Cueva!”, y es también la Patrona de los espeleólogos españoles
desde 1955".


Y continúa con la descripción del itinerario desde Valencia a Alcublas:
"Saldremos de Valencia por la carretera de Ademuz, que es la C. 234, y durante
los primeros cuarenta kilómetros viajaremos sobre asfalto, pasando por Burjasot,
Benisanó, Liria y Casinos. Al salir del pueblo de las peladillas la carretera pierde el
asfalto, tras unos pocos kilómetros lo recupera y luego le dice adiós definitivamente.
"Cruzaremos por el semiabandonado caserío de Bodegas del Campo, de aspecto
desagradable, y poco después nos enfrentamos con el puerto de las Rochas. Son cuatro
kilómetros de dura pendiente. Hemos tenido noticia de que pronto desaparecerán, por feliz
iniciativa de la Diputación Provincial, que trazará una variante, evitando este paso, uno
de los principales obstáculos que provocan el aislamiento que rodea a Alcublas.
"El paisaje es de secano; vides en el llano y algunos pinos en las pendientes de
las Rochas. Vencido el puerto, la montaña se desnuda".


Y prosigue con la descripción de Alcublas y el paisaje circundante:
"Alcublas aparece en medio de una amplia hoya, a 771 metros sobre el nivel del
mar, rodeada de elevadas montañas -Verdinal, Solana, Pedroso, etc.-, que le proporcionan
un clima de altura. La población es de aspecto común, siendo la nota destacada la torre de
la iglesia, de reciente construcción. Las fuentes más importantes son las de San Agustín y
la Salud.
" Al salir de Alcublas la carretera se estropea lamentablemente al mismo tiempo
que comienza a ganar altura nuevamente. A unos tres kilómetros veremos un amplio
llano cubierto de vides y manzanos; allí se construyó durante la guerra un aeródromo, el
cual aún está señalado en los mapas de carreteras. Continuamos ganando altura y por
nuestra derecha comienzan a aparecer las primeras alturas de la Sierra Calderona, con
una perspectiva nueva para nosotros. Ganamos el alto de Montemayor, muy cerca ya de
los mil metros, e inmediatamente comenzamos a descender.
"Este itinerario desde Alcublas a la Cueva Santa es el que todos los años realizan
a pie los alcublanos en peregrinación hasta el Santuario. Son doce kilómetros que el
primer sábado de mayo recorren descalzos muchos penitentes".


A partir de aquí el texto comienza a referirse ya al propio Santuario:
"El Santuario de Nuestra Señora de la Cueva Santa, como ya hemos dicho al
principio, es una cueva natural, conocida antiguamente como la cueva del Latonero, por
un árbol de esta especie que crecía en su boca. No lejos de allí se encontraba la Cartuja de
Vall de Crist, fundada en 1385 y hoy en ruinas; de ella era prior fray Bonifacio Ferrer (al
que se ha dedicado un monumento recientemente en las proximidades de la Cueva) y,
según la tradición, regaló a un pastor una imagen de la Virgen, la cual fue depositada en
el interior de la cueva que entonces estaba dedicada a aprisco de rebaños.
"Sería prolijo relatar ahora la historia de la Cueva; bástenos decir que la fama de
los prodigios obrados por la blanca Virgen de la cueva del Latonero se esparció por toda
la comarca y pronto las gentes comenzaron a venerarla como protectora".


Y como buen excursionista, Soler Carnicer no deja de mencionar el imponente
paisaje que puede apreciarse desde allí:
"Los alrededores del Santuario constituyen un excelente mirador, pues su altura,
822 metros, permite contemplar un amplio panorama, teniendo en frente toda la sierra de
Espadán, con la Vall del Palancia a sus pies, y al fondo, el colosal Penyagolosa".


Y remarca con énfasis y admiración el Via-Crucis monumental que en esa época se
estaba construyendo en las proximidades del Santuario, del que reprodujo una fotografía de
la XII estación:
"Sobre el monte de la Cueva se está levantando un Via-Crucis monumental, con
figuras de proporciones naturales (la Cruz de la XII estación mide cinco metros de
altura), que causa la admiración del visitante. Quisiéramos indicar nosotros que deberían
separarse un poco más las estaciones, con el fin de evitar un hacinamiento de figuras,
superponiéndose unas a otras en las perspectivas, lo cual restará individualidad a cada
monumento.
Finalmente indicaremos que en el Santuario hay hospedería, cantina, etc."


Y finaliza el artículo con el itinerario recomendado de vuelta por Altura y Segorbe a
Valencia:
"Prosiguiendo el descenso con dirección a Altura, pasaremos poco después por
la fuente de Ribas, muy ligada a la historia de la Cueva, y que está situada junto al
camino, protegida por una pequeña arboleda que veremos al cruzar un puente.
"La carretera aún está peor, camino de Altura. Este itinerario comprende 140
kilómetros, y siendo parejo el recorrido, tanto desde Alcublas como por Altura,
recomendamos que se haga la ruta completa y no de ida y vuelta por Altura, como suele
hacerse, creemos que por rutina.
"Por fin llegaremos a Altura, donde tendremos ocasión de solazarnos en su
espléndida piscina, y desde allí emprenderemos el regreso hacia Valencia, por Segorbe,
Estivella y Gilet, enlazando cerca de Sagunto con la carretera de Barcelona".
                                                                                       "JOSE SOLER CARNICER"
"(Fotos del autor.)"


Dos años después, José Soler Carnicer escribía un nuevo artículo sobre la Cueva
Santa de Altura, aunque en esta ocasión centrado en la romería desde Alcublas a la Cueva
Santa. En principio es el último sobre este tema de este autor, pues hasta el momento, y a
pesar de todas mis pesquisas, no he podido localizar ningún otro artículo periodístico
posterior de Soler Carnicer sobre la Cueva Santa. Fue publicado en el diario Las Provincias,
el sábado 11 de mayo de 1963 con el título "TRADICIONES VALENCIANAS – La
romería de Alcublas a la Cueva Santa", y en él se añadía una fotografía del propio Soler,
pero lamentablemente el original publicado presenta un excesivo grano y falta de contraste,
lo que impide que pueda apreciarse con claridad.


A pesar de su extensión, voy a reproducir el texto completo así como su fotografía,
pues capta a la perfección cómo era el ambiente y desarrollo de la romería desde Alcublas al
Santuario de la Cueva Santa en la década de los 60 del pasado siglo XX:
"Desde tiempo inmemorial, todos los años, el primer sábado de mayo, el pueblo
de Alcublas celebra su tradicional romería a la Cueva Santa de Altura, por la que todos
los alcublanos sienten acendrada devoción.
"Entre las efemérides valencianas más destacadas debe situarse en uno de los
lugares preferentes esta sencilla romería que, aun careciendo de la aparatosidad y boato
de las sexenales de Morella –entre ambas existe las misma diferencia que distancia a
poblaciones tan dispares como Alcublas y Morella- o del fuerte sabor de "els pelegrins
de les Useres", reúne, sin embargo, el ingenuo entusiasmo de un pueblo pobre, pero no
por ello menos celoso guardador de sus más prístinas tradiciones".


Y el texto de Soler Carnicer sigue con la descripción pormenorizada de la romería:
"En la madrugada del primer sábado de mayo, apenas salido el sol, comienza a
prepararse el pueblo de Alcublas para partir en devota romería hasta el distante Santuario
de Nuestra Señora de la Cueva Santa, perteneciente ya a la provincia de Castellón, y sito a
850 metros de altitud, en el término municipal de Altura.
"En las afueras del pueblo, junto a las ruinas de la ermita de Santa Bárbara, se
congrega la numerosa muchedumbre de vecinos; unos han acudido preparados para la
larga caminata más de once kilómetros de áspera ruta- y otros van a despedirlos; de éstos
son muchos los que, ganados por el entusiasmo general, deciden a última hora partir con
la romería. Un sencillo fervorín y los romeros se ponen en marcha. Sobre una rústica
anda, los jóvenes alcublanos que han recibido la licencia militar con el último reemplazo,
son portadores de la imagen de la Virgen de la Cueva Santa; tras ella un devoto lleva un
Santo Cristo en dura penitencia. Luego varios centenares, a veces sobrepasa el millar, de
romeros, entre los que se mezclan numerosas mujeres llevando en brazos a sus hijos
menores; y también algunas promesas descalzas. Cierran el cortejo carros y caballerías,
donde viajan los ancianos y se llevan las provisiones.
"Mientras remontan las cuestas del barranco del Agua, la romería es visible
desde el pueblo; al pasar por la Balsilla se abre ante ellos el amplio Llano, antiguo
aeródromo militar y hoy fértil campo de manzanos".


"La romería avanza al rápido ritmo que le imprimen los soldados y cuando llegan
a las primeras cuestas de las faldas del Montmayor, la comitiva se detiene. Han alcanzado
el Descansador, punto donde es tradicional detenerse para recuperar fuerzas. Allí todos
los romeros son obsequiados con huevos duros y tras un breve descanso se reanuda la
marcha.
"Superadas las cuestas de Montmayor, el cerro de la Cueva Santa está a la vista.
La comitiva, que se ha ido alargando por la diferencia del caminar entre los romeros, se
reagrupa bajo la colina del Viacrucis monumental. Formada la procesión, con la cruz
parroquial al frente y entonando las preces del rosario, avanza hacia la ya próxima santa
gruta.
"En el último recodo del camino les espera el alcalde de Altura al frente de su
Ayuntamiento. También desde este pueblo han subido buen número de devotos para
esperar a los alcublanos. En todos hay una jubilosa impaciencia. Un alturano es portador
de prismáticos y con ellos otea el collado de Montmayor. A su lado todos esperan,
impacientes, las noticias. Nada aún. De pronto un "¡Ya vienen!". Todo el mundo el
mundo se moviliza. "Son más que otros años", anuncia el centinela. La comitiva de
recepción se agita inquieta. Los romeros ya son visibles y pronto se percibe el rumor de
sus rezos.
"Tracas y cohetes anuncian la llegada de la romería y cuando los dos alcaldes se
abrazan el momento es de gran emoción; mientras, crepitan las tracas y suena la música
de la banda de Altura. Entonces el alcalde alturano entrega su vara de mando al de
Alcublas, confiriéndole plena autoridad en el Santuario, a fin de que no se sientan
forasteros en él. Después se reanuda la procesión, ahora presidida por los dos alcaldes".


"Llegados al Santuario todos penetran en la santa gruta y se postran a los pies de
la venerada imagen de la cueva del Latonero. Una misa solemne, con sermón y el canto de
los gozos por los peregrinos pone fin a la ceremonia religiosa. Luego se esparcen por los
alrededores para dar cuenta de la sabrosa comida que han traído en las alforjas de sus
caballerías. Hay que restaurar fuerzas tras la caminata. Se hacen algunas paellas, se asan
chuletas y también aparecen las típicas "güeñas", suculentas morcillas de picante
sabor, que hacen preciso el trasiego del apreciado vino de Alcublas.
"Mientras, el Ayuntamiento de Alcublas, como máxima autoridad del lugar en
aquellos momentos, ocupa el sitio de honor del Santuario, reunido en fraternal comida.
Los de Altura, entonces simples forasteros, deben contentarse con el comedor de la posada
(situada más abajo del Santuario); su comida es sufragada por la Comunidad como
tributo al Ayuntamiento de Altura.
"Terminado el yantar, los alcublanos invitan a los de Altura a subir al Santuario
y los agasajan con pastas y vino, a lo que corresponden los alturanos con coñac y turrón
(el famoso turrón de Casinos asociado también a la fiesta con volanderos puestos de
peladillas) y coñac.
"Luego se dirigen todos al primer recodo del camino y allí tiene lugar la
despedida oficial. Los alcaldes vuelven a abrazarse y cada uno recobra su vara de mando.
La romería se pone otra vez en movimiento, iniciándose el regreso hacia Alcublas. Los dos
pueblos se despiden y en el aire queda un "¡Hasta el año próximo!".


"Poco a poco se desanda el camino y cerca del Llano un enviado del
Ayuntamiento de Alcublas acude a refrescar a los romeros con varios cántaros de agua.
Es la típica Aguada, muy de agradecer en los días de fuerte sol.
"Mientras, en el pueblo, varios muchachos otean desde el campanario las alturas
del collado del barranco del Agua. Y cuando asoma la cabeza de la romería prorrumpen
en gozoso repicar de campanas avisando a todos el feliz retorno de los peregrinos,
acudiendo los que quedaron en el pueblo a darles la bienvenida.
"Y así concluye esta feliz jornada, de sencillo desarrollo, pero de hondo arraigo
en esta comarca serrana, por el filial amor de los alcublanos hacia la Virgen de la Cueva
Santa, demostrando en la brillante pervivencia de esta secular tradición, que también
reúne a los hijos de Alcublas ausentes, aunados en la entusiasta Colonia Alcublana en
Valencia, dando ocasión para un fraternal acto demostrativo del cariño que todos sienten
por Alcublas".
                                                                                                 "JOSE SOLER CARNICER"


En una próxima colaboración en este blog PEÑA RAMIRO espero comentar nuevos
textos y fotografías muy interesantes sobre el Santuario de la Cueva Santa realizados por
este gran divulgador polifacético que es José Soler Carnicer, en esta ocasión publicados en
varios de sus libros, y que nos acercarán algo más a como era la Cueva Santa de Altura y la
romería desde Alcublas en los años 60 del pasado siglo XX.


Por Juan Antonio Fernández Peris